viernes, 2 de agosto de 2013

La Roma más mágica. Quartiere Coppede

Quartiere Coppede: irrealidad y encanto en Roma.

Ya hablamos de que Roma está formada por multitud de "islas": barrios, plazas y monumentos que pese a estar uno al lado del otro parecen sacados de mundos totalemente diferentes. Ayer visitamos una de esas zonas, un barrio a menos de media hora a pie del centro pero que parece no formar parte de la misma ciudad. Nos referimos a la zona de Coppedè, el lunes ya visitamos la zona para ir a cenar por allí pero ayer decidimos volver para verla a plena luz del día y hacer unas cuantas fotos.

Lo primero que te sorprende es la tranquilidad que se respira, las calles no estan atestadas de turistas que buscan de aquí para allá la mejor foto, la mayoría de peatones que te encuentras son familias o grupos de amigos que charlan en los bancos o disfrutan de un helado. Nadie pensaría que es en esta zona donde se encuentra el mítico Piper Club, una de las discoteca más famosas y antiguas de toda la ciudad. 

Paseando, la arquitectura capta toda tu atención, sobre todo un conjunto de edificios denominados  "Quartiere Coppedè". A ellos se accede a través de un gran arco que forma parte del Palazzo degli Ambasciatori. Este edificio destaca entre todas las construcciones de su alrededor, un edificio monumental con un aire de antigüedad impregnado en sus piedras pese a ser un edificio de principios del siglo XX. Cuando la sorpresa pasa y tus ojos comienzan a buscar los detalles encuentras desde cabezas de carnero a victorias aladas pasando por caballitos de mar y abejas. Este amplio catálogo iconográfico fue ideado por el arquitecto Ginno Copedè. El edificio como su nombre indica (y parte del futuro barrio) estaba destinado a los embajadores de la ciudad y por ello Ginno tuvo la oportunidad de expresar sus inquietudes artísticas más profundas (aunadas bajo su lema «Maiorum exempla ostendo/artis praecepta recentis») dando al edificio una interesante simbología pese al eclecticismo propio de este periodo. 

Pasando bajo el arco entramos a la "isla" donde lo primero que ves es una pequeña fuente central, la Fontana delle Rane, que aporta un cariz aún más mágico a esta zona. Alrededor de la fuente se levantan tres edificios que pese a ser totalemente distintos aportan una extraña armonía a toda la zona. A la derecha el Palazzo del Ragno, llamado así por la gran araña que decora la gran cristalera sobre la puerta de ingreso, está dividido en cuatro pisos con un balcón en forma de logia en el tercero de ellos mientras en su parte baja fieras cabezas de leones flanquean la puerta. A su lado Il Villini delle Fate es el edificio que más misterio alberga y donde el eclecticismo es más acusado, entre sus arcos de raigambre islámica y columnas clásicas el arquitecto deja patente su amor por su ciudad natal, Florencia, a través de la representación de Dante y Petrarca y la inscripción "Firenza sei bella". Por último, cerrando la plaza, encontramos el Ospes Salve de color blanco y azul con pequeños detalles dorados en su arco de ingreso, allí salamandras y elementos de la iconografía astral se unen dando la misma sensación de irrealidad que sus vecinos.

Tras ver todo esto no nos sorprendemos al saber que  "Quartiere Coppedè" ha sido el escenario de películas de terror tales como "Inferno" o "L' ucello dalle piume di cristallo" a las que han aportado su atmósfera de misterio e irrealidad que a nosotros nos a conquistado.

Nosotros mientras tanto, seguiremos explorando y encontrando nuevos lugares con encanto que dejaremos plasmados en este blog. 

Palazzo degli Ambasciatori. Detalle


1 comentario:

  1. Dias de Belle Epoque!!! Os imagino paseando, imaginando, descubriendo esos mil detalles que se mezclan en cada esquina del barrio. Miro con vuestros ojos y me alegro con vuestra alegría.

    ResponderEliminar